Preguntas frecuentes

El procedimiento exacto depende del regional. En general, el objetivo principal es que participen el mayor nú número de centros posible. Por tanto, para que participe el segundo equipo de un determinado instituto tienen que haber tenido plaza los primeros equipos del resto de centros.

Si no hay hueco para todos los primeros equipos, o si sobran plazas que pueden ser ocupadas por los segundos equipos, el modo en el que se repartan dependerá del regional. En algunos casos se eligen por sorteo, y en otros casos por orden de inscripción. Consulta los detalles específicos de cada regional en su página de inscripción.

Ten en cuenta que en los regionales online no existen problemas de cupos, por lo que en principio todos los equipos inscritos podrán participar.

Esa decisión es del instituto. Cada centro debe realizar una única inscripción con todos sus equipos ordenados. El primero de la lista será el primero que se seleccione para participar en el concurso regional presencial de ProgramaMe.

Si quedan plazas libres y al instituto le correspondiera una segunda plaza, sería el segundo equipo por orden en la inscripción el que la ocuparía.

Cada instituto es libre de decidir el modo en el que ordena a sus equipos inscritos. Puede realizarse por nota, por un "concurso local", por sorteo... Desde el punto de vista de ProgramaMe eso es indiferente. Lo que se asegurará es que el segundo equipo de la lista de inscripción de un centro no será seleccionado para participar si no lo ha sido también el primero.

No. El acompañante puede ser cualquier profesor. En cualquier caso es obligatorio que todos los equipos tengan un profesor responsable, aunque un mismo profesor podría serlo de varios equipos.

¡No! Cuando se organiza el concurso para profesores, se hace con el objetivo de que ellos también pasen un rato divertido. Hay que tener en cuenta que los participantes estarán programando durante varias horas. Durante todo ese tiempo, los profesores no pueden tener contacto con ellos, por lo que en lugar de sentarse a esperar, pueden también dedicarse a solucionar los problemas y comprobar que están bien. Dependiendo del concurso concreto, es posible que los profesores deban llevarse sus propios portátiles para participar. Consulta las bases del concurso concreto para averiguarlo.

Aquellos profesores que decidan no participar, recibirán también una copia de los problemas, y podrán dedicar las 4 horas a cualquier otra actividad. No obstante, desde la organización de ProgramaMe, ¡animamos a todos los profesores acompañantes a participar!

¡No! El juez comprueba la validez de la respuesta con unos casos de prueba mucho más extensos que los casos de ejemplo. El ejemplo sólo se muestra para dar una idea de cómo deberá ser la entrada y la salida, reforzando así la explicación del enunciado. Pero que el programa funcione con los casos de ejemplo no significa que sea correcto.

Normalmente, en los concursos presenciales se permite que los equipos utilicen un dossier (conocido cariñosamente como "chuletario") a modo de consulta. Lo entregan durante la inscripción para que la organización los revise, y si son aprobados lo tendrán disponible en su puesto en el concurso.

Cada concurso puede adaptar su normativa, por lo que es recomendable consultar los detalles en el reglamento particular de la edición en la que vayas a participar. Lo normal es que se permitan entregar tres copias del dossier (una por participante), siempre que sean exactamente iguales. El tamaño está limitado a un máximo número de páginas, entendiendo por página una cara de un DIN A4.

Lo que se quiera, siempre que se cumplan las normas de tamaño. La revisión que hace la organización al principio del concurso es en relación al formato, no al contenido.

Cada equipo decide qué cosas incluir, en función de la soltura que tengan con los lenguajes y con el modelo de los problemas del concurso. A modo de ejemplo, algunos participantes añaden los esqueletos de código para los distintos tipos de la entrada, resúmenes sobre la sintaxis del lenguaje y sus librerías, el código de algoritmos habituales (por ejemplo de ordenación o de búsqueda) o incluso las soluciones completas de problemas de años anteriores.

Para cada uno de los equipos y problemas, el marcador muestra el primer lugar, mediante el color de la celda, si el problema ha sido resuelto correctamente (color verde), si se ha intentado pero la respuesta aún no ha sido correcta (color rojo) o si aún no se ha intentado (color blanco). Cuando el verde es oscuro, indica que ese equipo ha sido el primero en resolver un determinado problema.

Si el ejercicio ha sido resuelto correctamente aparecerá en primer lugar el número de intentos que se han producido. Después, y entre paréntesis, aparecerá el tiempo en minutos que se ha tardado en alcanzar la respuesta correcta y un + seguido de la penalización acumulada por las entregas erroneas. Recuerda que sólo se penalizarán por los envíos a problemas que consigan resolverse.

Por último, si el ejercicio no se ha subido de manera correcta, aparece el número de intentos que se han producido hasta el momento.

No. El sistema automatizado de juez probará cada solución enviada con una batería de casos de prueba que no será hecha pública. Esto añade cierta dificultad a la resolución, dado que los participantes no podrán depurar su solución con los casos de prueba que han ocasionado la ejecución errónea.

No. Cada problema puede ser resuelto en el lenguaje de programación que el equipo prefiera en cada momento (dentro, obviamente, de los admitidos). Incluso se permite que un mismo grupo envíe una solución a un problema en un lenguaje, y haga un segundo envío (asumiendo que el primero no era correcto) en un lenguaje diferente.

¡En abstoluto! En concreto, no se debe asumir que el primer problema será el más fácil. Al comenzar el concurso, los participantes deberían repartirse los problemas para que cada miembro de un equipo lea unos distintos, y así decidir, tras esa primera lectura, con qué problemas empezar.

En los problemas del concurso hay tres esquemas distintos de la entrada:

  • Al principio de la ejecución el programa recibe el número de casos de prueba que se deben procesar.
  • Hay un caso de prueba especial que marca el final y no debe ser procesado.
  • La entrada, sencillamente, termina y no hay nada más.

Los dos primeros modelos son fáciles de entender, pero el último puede generar cierta confusión. Cuando el programa se ejecuta de forma automática es una situación muy natural, pero cuando se hace de forma interactiva (con un usuario escribiendo la entrada) es un poco desconcertante. Que no haya más entrada es equivalente a decir que el usuario ha indicado que no va a escribir más y ha "desconectado" el teclado. Como usuario, puedes hacer esa indicación (en un terminal) pulsando Ctrl-D o Ctrl-Z (dependiendo del sistema operativo que uses).

A nivel de programación, el modo en el que se detecta ese fin de la entrada depende del lenguaje de programación que utilices. Puedes encontrar plantillas de código en los lenguajes admitidos en el concurso para los tres modelos de la entrada en nuestra guía con consejos prácticos para la participación.

¿Tienes alguna duda y no está resuelta aquí? ¡Pregúntanos!

Prueba tus soluciones

Puedes probar tus soluciones en ¡Acepta el reto!, el juez on-line con problemas de ediciones anteriores.

Programame 2.0

Visita nuestro blog con acertijos programables.